Buscar

ADIÓS VARICES EN MENOS DE UNA HORA Y A SEGUIR PRACTICANDO DEPORTE



Las varices no sólo constituyen un problema estético, sino también de salud. En el ámbito de los deportistas, este inconveniente se agrava por su influencia directa en el rendimiento. Si practicas, por ejemplo, baloncesto, ciclismo o atletismo tienes más riesgo de padecerlas debido a los movimientos que se realizan y que puede conllevar aparejada cierta dificultad en el retorno sanguíneo y provocar, en consecuencia, la generación de varices en las extremidades inferiores. También una excesiva hipertrofia muscular en las piernas puede entorpecer en cierta medida el retorno venoso en puntos anatómicos concretos con la subsiguiente aparición de las aborrecidas varices.

¿Hay solución rápida y sin dolor? Por supuesto que si.



¿Qué son las varices y cómo impactan en el rendimiento deportivo

Las varices no son más que un indicador de una alteración de la circulación sanguínea y de insuficiente retorno venoso. Así, la sangre que no puede circular con fluidez por las venas y retornar desde los pies hacia el corazón con facilidad se va acumulando en conductos que acaban dilatados y deformados que nosotros denominamos varices.


Por supuesto, al no circular bien la sangre, los músculos ante un esfuerzo físico se ven limitados porque la oxigenación no es la adecuada a causa de los problemas de irrigación, lo cual se traduce en menor rendimiento deportivo, mucho más evidente en casos de varices severas. Además, las piernas con varices pueden conducir a la aparición de edemas, piernas inflamadas, con dolor, hormigueo y sensación de pesadez, lo cual por supuesto, puede limitar nuestro desempeño ante una carrera, por ejemplo. Y si bien hay actividades como nadar, andar a paso ligero o montar en bici relajadamente, que favorecen el retorno venoso y la circulación sanguínea, hay otros deportes de alto impacto como el fútbol o el correr, que pueden agravar las varices.


¿Cómo reducir el impacto de las varices sobre el rendimiento?

En caso de presentar varices y querer limitar su influencia en el rendimiento deportivo, así como reducir la sintomatología de estas, lo primero que se debe hacer es consultar con un especialista en flebología para determinar el tipo de tratamiento más adecuado.


La aparición de varices conlleva la acumulación de una gran cantidad de sangre poco oxigenada, lo que se traduce en una mayor sensación de cansancio muscular y un aumento de los calambres. Una detección precoz de estas dolencias por parte del médico resulta fundamental, puesto que los profesionales cuentan con los medios para diferenciar una vena varicosa de la típica dilatada de los atletas. Un estudio con ecodopler permite identificar el sentido del flujo sanguíneo y la vena enferma.

La solución sin cirugía al problema de las varices pasa actualmente por una técnica novedosa denominada endoablación venosa con cianocrilato, más eficiente, segura y cómoda que las técnicas convencionales. En la Clínica Dermatológica Dr. Candelas son especialistas en esta técnica.

Más conocido como el pegamento para varices, se trata del nuevo tratamiento para la eliminación de varices sin cirugía. El sellador de varices con adhesivo médico es un tratamiento revolucionario. Se trata de un pegamento médico aprobado para el uso vascular que permite acabar de manera definitiva con las molestas y antiestéticas varices, sin necesidad de cirugía. El tratamiento destaca por su efectividad y resultados definitivos a la hora de eliminar varices. A diferencia de otros métodos, permite cerrar varices de mayor tamaño y, otra ventaja competitiva, permite realizarse en verano ya que la recuperación es inmediata gracias a su capacidad de adherencia a las paredes venosas, que posibilita una modalidad de tratamiento de paciente walk-in/walk-out (el paciente entra andando y sale andando). El cierre de las venas con este pegamento corporal ofrece una serie de ventajas respecto a otros tratamientos como la microespuma, radiofrecuencia o escleroterapia.


  • Se puede realizar en condiciones ambulatorias.

  • Procedimiento no tumescente.

  • Procedimiento corto.

  • El cierre de la vena puede ser obtenido en segundos.

  • Sin marcas de quemaduras, pigmentación de la piel o lesión, entumecimiento.

  • No necesita media de compresión después del procedimiento.

  • Los pacientes pueden volver a su rutina diaria y realizar una actividad inmediata.

  • Pacientes que quieran tratarse en verano pueden hacerlo

La eliminación de las venas varicosas con adhesivo médico es el procedimiento más moderno que existe para el tratamiento no quirúrgico de las varices. Utiliza un adhesivo médico que las sella y provoca la reabsorción. Los buenos resultados y el altísimo índice de satisfacción de los pacientes, hace de éste el tratamiento óptimo en la actualidad para el tratamiento definitivo de las varices.


Se trata de un tratamiento no invasivo, sin incisiones y ambulatorio. No requiere de baja laboral y es posible incorporarse al trabajo el mismo día. Es por este motivo que al utilizar un adhesivo para sellar la vena que se reabsorbe por el organismo y no calor como otras técnicas que producen inflamación de las venas, no es necesario anestesia durante el procedimiento; una intervención de unos 20 minutos en la que el paciente no siente dolor. Con este tratamiento se evitan además efectos secundarios como la pigmentación de la piel o la flebitis, y no es necesario vendar la pierna, ni tampoco utilizar medias elásticas. El paciente puede hacer vida normal desde que se levanta de la camilla.

Blog de tendencias, moda y lifestyle para hombres escrito por el periodista, blogger e influencer Miguel Biedma

Just Me, Myself and I