top of page
Buscar

DESNUNÁNDOTE FRENTE AL ESPEJO



Cada vez que Ryan Mcginley saca trabajo nuevo, no podemos evitar ir corriendo a ver qué será esta vez. En esta ocasión nos presenta Mirror, Mirror para la que contó con la ayuda de algunos amigos que acabaron protagonizando la serie. A todos y cada uno de los retratados les envió una cámara, un conjunto de instrucciones, cinco rollos de película de 35 mm y veinte espejos. El resultado, el que vais a ver.


 

Ryan McGinley’s book, a companion piece to his show “Mirror, Mirror,” is, plainly put, a collection of nude selfies taken by people in the comfort of their  apartments, one which seems to comment - deliberately or accidentally - on the self-obsessed quality of our current cultural moment.