top of page
Buscar

ESTOS RELOJES BLANCOS DE CERÁMICA TE LLEVARÁN A OTRA DIMENSIÓN



La llegada de la cerámica supuso toda una revolución en la relojería. Fue a comienzos de los ochenta cuando este material apareció en la industria con unas características hasta entonces imposibles de encontrar. Los relojes de cerámica no se rayan, son hipoalergénicos y su curiosa textura aporta unas sensaciones imposibles de encontrar en un modelo de acero. Por estas y muchas más razones han sido multitud las marcas que lo han incorporado a su catálogo en las últimas décadas. Eran relojes fácilmente reconocibles por su acabado en negro integral. Y decimos que eran porque el uso de nuevos sistemas de producción ha permitido la llegada del color.