top of page
Buscar

LOS NUEVOS DISEÑADORES SE APODERAN DE LA MADRID FASHION WEEK


Optimistas, vitales y con una buena dosis de energía así se mostraron en la última pasarela madrileña los jóvenes diseñadores que ven en la crisis una oportunidad para crecer, aunque son conscientes de las dificultades a las que se enfrentan. El miedo no les paraliza.

"Es en las crisis donde salen las oportunidades", comentaba Robber Rodríguez, ganador del premio Mercedes-Benz Fashion Talent de esta edición, que sube sus diseños por primera vez a la pasarela Samsung Ego a partir de retales en los que mezcla materiales nobles con neopreno o transforma mantelerías en vestidos que espera que "gusten", para poder vivir de su pasión, la moda. Una tarea a la que se está encomendando con auténtica pasión.



Sin miedos

Este diseñador madrileño, advierte que, a pesar de las circunstancias, "es un momento bonito para no hundirnos en el miedo" y añade que es el momento de "acercar" la moda al público que debe dejar de verla como un objeto inalcanzable.


"Hay futuro en la moda española", ha añadido Marta Casal, quien también se ha estrenado por primera vez en la pasarela Samsung Ego, y ve en ella una oportunidad para darse a conocer.

Esta joven diseñadora coruñesa ha presentado en esta última edición de la Mercedes Benz Fashion Week Madrid una colección minimalista de siluetas rectas y amplias, en algodones y linos naturales con estampaciones de fotografías del campo realizadas por ella misma durante el confinamiento.

Sin directrices de nadie, los jóvenes diseñadores han venido con la lección aprendida, llevando a gala, sin presumir, su apuesta por la moda lenta.

Todos ellos abanderan, de una manera u otra, el "slow fashion", un concepto que incluye desde el uso de materiales orgánicos, al uso de tejidos de proximidad. Algo a lo que, desde muy pequeños, están muy comprometidos. El “slow” es, para ellos, el futuro.