top of page
Buscar

PINTA DE COLOR LAS PUERTAS DE TU CASA



A no ser que vivas en un loft completamente diáfano, las puertas de interior son un elemento fundamental en cualquier casa. Protegen nuestros interiores, los aíslan del resto de la casa cuando nosotros queremos, y nos dan intimidad si la necesitamos. Hoy vamos a mostrarte cómo puedes convertirlas en un recurso muy decorativo.

Lo más habitual en nuestras casas en que las puertas de interior sean del mismo material, color y acabado que es resto de las carpinterías. Es probable que sean de color blanco, igual que los rodapiés o las puertas de los armarios empotrados, si es que tienes en casa. De cualquier forma, esto no tiene por qué ser así.

Hoy te contamos cómo puedes darle a tu casa un aspecto único si te animas a pintar las puertas de interior de una forma original.

¿Cuál es la clave para un resultado perfecto? Elegir bien el color,en función de lo que quieras conseguir.

Para ello puedes utilizar colores vivos, intensos, que contrasten con los elegidos para las paredes. El efecto decorativo no puede ser más especial. Y si no, echa un vistazo a las imágenes que te enseñamos en este artículo. ¡Te van a encantar!

 

It is true; painting interior doors and trim in white or a contrasting color from the walls will make them stand out. However, painting them the same color as the walls will help them to blend in and almost disappear. This is a trick decorators and designers use in small rooms, narrow halls with lots of doors, and rooms with low ceilings.

A small room will visually seem more spacious because the white trim or doors aren’t there to stop your eye as you look around the room. As you look down a hallway with several doors, all the doors won’t jump out at you if they blend in with the walls. And if you have a room with low ceilings, painting baseboards and crown molding will make the room seem taller.



1. Los materiales. Antes de comenzar necesitas papel, plástico o tela para proteger el suelo, cinta de pintor (o de carrocero), una brocha plana, una brocha redonda (también sirven un rodillo y una cubeta), imprimación Todoterreno y esmalte al agua del color elegido.