top of page
Buscar

¿SABES “VESTIRTE A CAPAS”?


A todos nos ha pasado alguna vez al quitarnos el abrigo sentir que todo nuestro look se ha venido abajo y nos falta “ algo más”, una prenda complementaria que nos ayude a sentirnos aún bien vestidos.

O quizás todo lo contrario; es decir sólo necesitamos una pequeña pieza ( y no un abrigo) para ponernos un 10 nosotros mismos. Es lo que se llama vestirse a capas o “layering”; es decir ponerse una prenda sobre otra de tal forma que conjunten a la perfección y que al quitárnosla aún nos veamos estupendos.

Créeme es mucho más complicado de lo que parece pues una cazadora equivocada o un cardigan anticuado se pueden cargar tu look y hacerte parecer lo contrario a lo que deseas.

Aquí van unas claves para esta temporada.

 

Once, layering meant chucking a short-sleeved T-shirt over a long-sleeved one, ideally with a ‘rad’ skate graphic on the front. But as we’ve grown more adept at outfit construction, having looks you can easily piece together to suit the climate while simultaneously creating depth and texture has become key.

You don’t have to be a genius to nail layering – half the battle in mastering the art is having the right kit. Here, we run down the in-between pieces that help get your layer game on point.


SOBRECAMISAS

La verdad es que, hasta la fecha, a nadie se le ha ocurrido ponerles otro nombre; ya sabes la prenda que e parece a una cazadora pero no lo es, que parece una chaqueta pero tampoco lo es...es una sobrecamisa. De las primeras que aparecieron allá por los 80 a las de ahora ha llovido mucho y para bien. Ahora están bien diseñadas y, las mejores, están hechas de algodón Oxford 100% y sin perder ese aire de sobrecamisa que le da personalidad propia. Yo te recomiendo que escoges acorde con tus proporciones y que mantenga la estructura de tu silueta. Es una prenda ideal para cuando el tiempo está impredecible y las hay desde vaqueras más ligeras hasta el algodón más grueso.