top of page
Buscar

BAJO EL ÁRBOL DE LOS DESEOS DE YOKO ONO



"Formula un deseo. Escríbelo en un trozo de papel. Dóblalo y cuélgalo en una rama del árbol de los deseos. Di a tus amigos que hagan lo mismo. Y continúa deseando hasta que las ramas estén llenas de deseos». Esas fueron las instrucciones que Yoko Ono, la viuda de John Lennon, escribió hace 25 años en la instalación "Wish Tree" que inauguró en Finlandia. Ha pasado un cuarto de siglo y el árbol de los deseos de la artista estadounidense sigue recorriendo el mundo, prueba suficiente de que el sexto sentido de los seres humanos es el desear.

Si estás en Madrid, puedes comprobarlo tú mismo acercándote al Museo Lázaro Galdiano, donde ha recalado este proyecto. Sólo tienes que ir hasta allí, sentarte y escribir tu deseo. Luego cuélgalo en las ramas de los naranjos y pide, el universo lo oirá.

Una vez los naranjos florezcan, se recogerán los deseos agrupados de cien en cien y se enviarán a Yoko Ono. El destino final de ellos es la isla de Videy en Islandia, donde se enterrarán en la instalación lumínica concebida a modo de escultura e ideada por la artista para este fin y como un homenaje a John Lennon.

¿Te animas? Yo ya he puesto el mío.