top of page
Buscar

EL LUJO DE DORMIR EN UNA “CARCEL"


O mejor dicho lo que antes fue una cárcel y ahora es un hotel de 4 estrellas. La idea puede parecer macabra pero lo cierto es que es un negocio redondo y eso bien lo sabe la cadena hotelera Liberty. Se han dedicado a transformar por todo el mundo antiguas prisiones ya cerradas o clausuradas en establecimientos de lujo con todo tipo de comodidades.

Este que vais a ver es su última adquisición; la antigua carcel de Rhineland, Alemania. Hitler la utilizó para mantener prisioneros a miembros de la resistencia francesa durante la II Guerra Mundial y hoy, tras una amplia reforma, es un magnífico hotel con 38 habitaciones de lujo. Sin duda, nunca una estancia en la “milla verde” fue tan placentera.

 

When it comes to designer living, many of us have heard of warehouse conversions, fire station conversions and even flour mill conversions. What’s probably not as common though is a jailhouse conversion. Until now.

Germany’s latest Liberty Hotel was a working prison just under a decade ago but has since been repossessed and transformed into a 38-room luxury accommodation. The property features two robust (and we mean breakout-proof levels of robust) sandstone buildings and is situated in Germany’s southern Rhineland.