top of page
Buscar

¿ELEGANCIA INFORMAL O SMART CASUAL? ESTAS SON LAS CLAVES PARA CONSEGUIR EL LOOK



Definir el estilo no es muy fácil (de hecho es posible que te topes con muchas definiciones si le preguntas a personas diferentes), pero básicamente consiste en looks cuidados y con elementos formales, pero que incluye prendas informales, como unos tenis, una camiseta o una sudadera debajo de una blazer o con pantalones formales.

Si le preguntas a Wikipedia (que tampoco es lo más fiable), el término "Smart Casual", que se puede traducir como casual elegante, se usó por primera vez en los años 20 y el concepto se fue volviendo más popular a lo largo del siglo XX, hasta que con el tiempo llegó a convertirse en la base del código de vestimenta de los hombres de negocios de los años 50 (con trajes informales de materiales más ligeros que los tradicionales) para ir evolucionando a lo que tenemos hoy.

Básicamente consiste en estar cómodo con estilo (piensa en David Beckham, Ryan Reynolds, Armie Hammer o Jamie Dornan), para que te sigas viendo elegante sin tener que ir siempre de traje

Lo que si es cierto es que el Smart Casual está dominando la moda masculina y es la combinación perfecta entre formal y relajado, combinando tenis con trajes, sudaderas con pantalones y todo tipo de prendas que te hacen ver como un hombre sofisticado y exitoso sin sacrificar la comodidad, y ya va siendo hora de que te sumes a esta tendencia que se ha mantenido como una de las favoritas desde hace un par de años.

 

Trying to find the true meaning of the phrase smart casual can quickly turn into a nightmare. The Oxford Dictionary defines it as “neat, conventional, yet relatively informal in style, especially as worn to conform to a particular dress code”. But these days it’s quite common for smart casual to be the dress code.

So you go online to search for smart casual style guides that variously counsel everything from shorts, which don’t strike us as especially smart, to Ascot ties, which don’t come over as particularly casual. And as the latter indicates, many of these guides feel like they were set in stone shortly after the ten commandments.

Whatever smart casual means, it’s likely to be something different today than it was in the starch-collared 19th century.

“Smart casual is destined to be one of those terms that history will not be kind to,” says Josh Sims, author of Men of Style. “Thankfully, the recent explosion in non-designer-y brands offering considered, very wearable clothing is making moot the second guessing of whatever the term means. Because actually, it’s all quite smart now – but in a comfy way.”



¿QUÉ ES SMART CASUAL?

Antes de seguir adelante, vamos a desglosar la persistente pregunta... "¿qué es exactamente smart casual?" A continuación te presentamos algunas formas de ver este código de vestimenta en acción:


CÓDIGO DE VESTIMENTA SMART CASUAL

Smart casual no significa nada, así que puede ser cualquier cosa. Según la página de consejos de estilo de Mr Porter, la gama de smart casual comprende "prácticamente cualquier cosa más elegante que un chándal, pero menos formal que un traje". Afortunadamente, y de forma bastante más informativa, Mr. P añade: "Una respuesta ideal es una americana, una camisa blanca, unos vaqueros limpios y unos mocasines marrones".

Sin embargo, no hay una respuesta única. En un intento bienintencionado de aclaración (que irónicamente complica aún más las cosas) la Guía para el caballero moderno de Debrett's establece una distinción entre "smart casual formal" y "smart casual informal".


SMART CASUAL FORMAL

El smart casual formal es "una chaqueta o un blazer, franelas, pantalones de aguja o chinos (no vaqueros), una camisa con cuello (no una camiseta) y zapatos elegantes (no necesariamente con cordones, pero tampoco zapatillas o sandalias)".


SMART CASUAL INFORMAL

Sin embargo, el código de vestimenta informal smart casual sigue siendo impreciso, más allá de la aceptación de "pantalones vaqueros adecuados, limpios y de color oscuro", de la afirmación de que "los polos son mejores que las camisetas sin cuello" y de la instrucción de "cambiar lo que se lleva en casa".

Pero aunque pueda parecer confuso, este último punto es quizás tan bueno como cualquier otro para empezar. Parte de la razón por la que es tan difícil definir el término smart casual es que puede significar cosas radicalmente diferentes en distintos contextos. Es un estado de ánimo tanto como una forma de vestir.

 

WHAT IS SMART CASUAL?

Before we go any further, let’s break down the lingering question… “what is smart casual exactly?” Here are some ways you’ll come across this dress code in action:


SMART CASUAL DRESS CODE

Smart casual means nothing, so it can mean anything. According to Mr Porter’s Style Advice page, the smart casual gamut comprises “pretty much anything smarter than a tracksuit, but less formal than a suit”. Thankfully, and rather more informatively, Mr P adds, “An ideal answer is a blazer, white shirt, neat jeans, and brown loafers.”

There is no one answer, though. In a well-meaning attempt to clarify that ironically complicates matters further, Debrett’s Guide for the Modern Gentleman draws a distinction between “formal smart casual” and “informal smart casual”.

FORMAL SMART CASUAL

Formal smart casual is “a jacket or blazer, flannels, needlecord trousers, or chinos (not jeans), a shirt with a collar (not a T-shirt) and smart shoes (not necessarily lace-ups, but not trainers or sandals)”.


INFORMAL SMART CASUAL

An informal smart casual dress code remains vague, however, beyond consent for “smart, clean, dark-coloured jeans”, a pronouncement that “polo shirts are better than collarless T-shirts” and an instruction to “change from what you have been wearing at home”.

But while it might sound obscure, this last point is perhaps as good as any to start from. Part of the reason that smart casual is so hard to define is that it can mean radically different things in different contexts. It’s a state of mind as much as dress.



¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE EL CÓDIGO DE VESTIMENTA INFORMAL Y EL SMART CASUAL?

Cuando se trata de la diferencia entre casual y smart casual, se puede pensar en esta última como una forma de subir de nivel. Mientras que la vestimenta informal puede ser tan simple como un par de vaqueros y una camiseta, la vestimenta informal elegante puede significar la elección de un polo con cuello en lugar de una camiseta estándar o de unos pantalones vaqueros con un lavado más oscuro.

Otra distinción es que la ropa informal elegante da lugar a un aspecto más pulido. La ropa informal puede parecer desaliñada o descuidada ( vaqueros anchos, te miramos a ti), mientras que la ropa informal inteligente tiene un aire de profesionalidad o, al menos, de reflexión.

Dicho esto, el atuendo informal puede ser un buen punto de partida para encontrar el traje informal elegante ideal. Empieza con las piezas de tu vestuario diario y luego añade algunas prendas más elegantes o un poco de estilo. Esto debería guiarte hacia un conjunto un poco más bonito que el de diario, sin sacrificar la comodidad o tu estilo personal único.

 

WHAT’S THE DIFFERENCE BETWEEN CASUAL AND SMART CASUAL DRESS CODE?

When it comes to the difference between casual and smart casual, you can think of the latter as ramping things up a notch. While casual dress may be as simple as a pair of jeans and a t-shirt, smart casual might mean choosing a collared polo in place of a standard tee or denim in a darker wash.

A further distinction is smart casual leads to a more polished look. Casual can come off as slouchy or lazy (baggy jeans, we’re looking at you), whereas smart casual has an air of professionalism, or at the very least, some thought behind your outfit.

That being said, casual attire can be a great jumping-off point for finding the ideal smart casual outfit. Start with pieces in your daily wardrobe and then throw in some more upscale garments, or a little bit of flash. This should guide you towards an outfit that’s a little nicer than daily wear, without sacrificing comfort or your unique personal style.



CONSEJOS DE ESTILO SMART CASUAL PARA HOMBRES

A la hora de vestir con un atuendo smart casual, aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a empezar:

1- CAMBIA DE ACTITUD

"La elegancia es más una cuestión de apariencia de la ropa que de su estilo", afirma Sir Hardy Amies en A-Z of Style. "Los zapatos limpios, los pantalones planchados y la corbata bien anudada son factores necesarios para una apariencia elegante".

Las palabras clave no son "zapatos", "pantalones" o "corbata" (al fin y al cabo, estamos hablando de un estilo informal elegante), sino " limpio", "planchado" y "adecuado". Una camiseta impoluta, unos vaqueros de color índigo y unas zapatillas deportivas de una marca minimalista como Uniform Standard pueden parecer más elegantes que una camisa arrugada, unos pantalones manchados y unos zapatos desgastados.

Sin duda la elegancia informal es más un estado de ánimo o una actitud que una fórmula establecida o una combinación de prendas. Como dice Debrett's, "que un evento sea informal no es sinónimo de no hacer ningún esfuerzo".

 

“Smartness is more a matter of the appearance of your clothes rather than their style,” writes Sir Hardy Amies in A-Z of Style. “Shoes polished, trousers pressed, and tie properly tied are necessary factors in a smart appearance.” The operative words here aren’t ‘shoes’, ‘trousers’ or ‘tie’ (we’re talking about smart casual, after all), but ‘polished’, ‘pressed’ and ‘properly’. A pristine T-shirt, indigo jeans and box-fresh trainers from a minimalist brand like Uniform Standard can look dressier than a wrinkled shirt, stained trousers and scuffed shoes. A T-shirt, jeans and trainers won’t always be appropriate, mind. But smart casual is arguably more a mood or attitude than it is a set formula or combination of pieces. As Debrett’s says, “Just because an event is informal, it is not synonymous with making no effort.”


2. UN UNO-DOS

Como ya hemos dicho, es casi imposible definir un conjunto casual elegante. Así que un enfoque más útil y práctico es empezar con un conjunto informal y luego cambiar una -o mejor, dos- piezas por alternativas más elegantes.

Por ejemplo, una cazadora, una camiseta, unos vaqueros y unas zapatillas deportivas. Todo muy informal, ¿verdad?

Ahora cambia la chaqueta, la camisa, los pantalones o los chinos y los zapatos. Deberías estar rozando el territorio de la elegancia informal. Si cambias dos, estarás en el blanco. Cambia tres y, dependiendo de las circunstancias, podrías ir demasiado elegante. Es una línea muy fina.

 

As we’ve established, a smart casual outfit is nigh-on impossible to define. So a more helpful and practical approach is to start with a casual outfit and then change one – or better, two – pieces for smarter alternatives.

For example, take a bomber jacket, T-shirt, jeans and trainers. All very casual, right?

Now swap in any one of blazer, shirt, trousers or chinos and shoes. You should be verging on smart casual territory. Swap in two and you should be bang on target. Swap in three and, depending on the circumstances, you might even be too smart. It’s a fine line.


3. CAMBIA LOS TONOS

No es necesario cambiar las piezas para ajustar el carácter informal de un conjunto. Los colores más oscuros son más formales, así que para ir más elegante puede ser tan sencillo como bajar la luz.

Por ejemplo, una cazadora verde oliva, una camiseta blanca, unos vaqueros lavados a la piedra y unas zapatillas blancas.

Cambia la cazadora verde oliva por una azul marino, y los vaqueros lavados a la piedra por unos índigo. De repente, parece más elegante. Y más aún si cambias la camiseta blanca por una gris medio o carbón, y las zapatillas deportivas por unas azul marino o negras.

Los estilos constitutivos son exactamente los mismos, pero el efecto general es muy diferente. Y a la inversa: aclararse es un interruptor que atenúa la elegancia.

 

You don’t even have to change pieces to adjust the casualness of an outfit. Darker colours skew more formal, so smartening up can be as simple as turning down the lights.

For example, take an olive green bomber jacket, white T-shirt, stonewashed jeans and white trainers. Now swap the olive bomber for a navy one, and the stonewashed jeans for indigo. Suddenly it feels dressier. Even more so if you swap the white T-shirt for, say, mid-grey or charcoal, and the trainers for navy or black. The constituent styles are exactly the same, but the overall effect is very different. And the reverse is true: lightening up is a dimmer switch for smartness.


4. CAMBIAR LO ÁSPERO POR LO SUAVE

Otro factor importante que afecta a la elegancia o informalidad relativa de una prenda es la textura. Si piensas en las prendas más formales de la moda masculina -trajes de negocios de lana de estambre, por ejemplo, o chaquetas de barathea- son casi siempre lisas y brillantes.

Sin embargo, si cambias la lana de estambre por una franela o un tweed mate, cambiarás literal y metafóricamente la sensación de la prenda. Además, la prenda suele parecer más grande, lo que aumenta el aire informal, ya que los looks más elegantes suelen ser más estilizados.

Se trata de una regla práctica que se puede aplicar para informalizar casi cualquier prenda: camisas, prendas de punto, pantalones e incluso zapatos.

 

Another (major) factor that affects the relative smartness or casualness of a piece is texture. If you think about the most formal items in menswear – worsted wool business suits, say, or barathea dinner jackets – they’re almost invariably smooth and shiny.

Swap the worsted wool for a matte flannel or tweed, however, and you both literally and metaphorically change the feel of the piece. This will also often make the garment seem larger in size, which only adds to the more casual vibe, given that smarter looks are usually sleek and streamlined.

This is a handy rule of thumb and forefinger that you can apply to casualise much any piece: shirts, knits, trousers, even shoes.


5. SIEMPRE A MANO UNA BLAZER

Como ya hemos dicho, llevar un blazer sobre una camiseta, unos vaqueros y unas zapatillas deportivas es la manera más fácil de conseguir un conjunto elegante e informal. Pero no todos son iguales: los botones dorados son, según una deliciosa frase de Debrett's, un poco "gin and Jag" (es decir, el tipo de gente de clase media que conduce coches Jaguar y bebe gin tonics).

Como también se ha mencionado anteriormente, una americana con algo de textura se combinará bien con los vaqueros. Lo mismo ocurrirá con una más corta, quizá también con solapas más finas y contemporáneas. Los bolsillos de parche -que parecen cosidos- son igualmente "cazh".

Por último, si se eliminan los hombros acolchados y el pecho de lona de las americanas elegantes, éstas resultarán más informales y cómodas. No rompas la chaqueta, sólo busca la palabra "desestructurada".

 

As previously mentioned, throwing a blazer over T-shirt, jeans and trainers is as easy a move as any to nail a smart casual outfit. But not all blazers are created equal: gold buttons are, to borrow a delightful phrase from Debrett’s, a bit “gin and Jag” (AKA the sort of middle-class people who drive Jaguar cars and drink gin and tonics).

As also previously mentioned, a blazer with some texture will rub up the right way with jeans. As will one cut a little shorter, perhaps also with slightly slimmer, more contemporary lapels. Patch pockets – which look like they’re stitched on – are similarly ‘cazh’.

Finally, ripping out the padded shoulders and canvassed chest found in smart blazers will also make them feel more casual, not to mention comfortable. N.B. Don’t actually rip your blazer, just look for the word ‘unstructured’.


6. BOTONES

Una camiseta puede considerarse elegantemente informal, siempre que sea lisa, de buena calidad, bien ajustada y no esté muy lavada.

Sin embargo, cambiar a un polo es una forma de mejorar la elegancia de una prenda informal. Los botones y el cuello lo acercan más a una camisa, pero sigue siendo deportivo. De hecho, como su nombre indica, se usaba originalmente para jugar al polo, al igual que el cuello abotonado para que no ondeara.

Esto nos lleva a la camisa abotonada, que no es tan rígida como una con cuello y puños rígidos. También suele presentarse en tejidos como el paño Oxford o el chambray, que son menos lisos y brillantes.

 

A T-shirt can qualify as smart casual, provided that it’s plain, good quality, well-fitting and not washed to death.

But upgrading to a polo shirt will instantly smarten a casual rig. The buttons and collar put it further along the spectrum towards a shirt, but it’s still sporty. Indeed, as the name suggests, it was originally worn for playing polo, as was the button-down collar so that it didn’t flap around.

Which brings us neatly to the button-down shirt, which isn’t as stiff as one with a rigid collar and cuffs. It also commonly comes in fabrics such as Oxford cloth or chambray, which are less smooth and shiny.


7. LUCE TUS GALAS

Una sudadera de punto o una sudadera con capucha no formaban parte de este ejemplo. Sin embargo, sustituir estas prendas gruesas, informales y deportivas por un punto fino de merino, cachemira o incluso algodón puede aportar una pizca de sofisticación. Si te pones un jersey o un cárdigan liso encima de la camiseta (y quizás cambies las zapatillas por los zapatos), lo estarás consiguiendo.

 

A jersey sweatshirt or hoodie wasn’t an element of our example outfit. But substituting a fine-gauge knit in merino, cashmere or even cotton for these thick, casual and sporty pieces can lend a soupcon of sophistication. Pull a plain jumper or cardigan over your T-shirt (and maybe swap the trainers for shoes) and you’re getting weaving.




8. LOS PANTALONES

Los pantalones son normalmente un punto de conflicto en el ámbito de la elegancia informal. En su mayor parte, los vaqueros son perfectamente aceptables -incluso en un contexto de negocios- siempre que sean oscuros y no estén desgastados. Pero siempre hay un riesgo. Luego están los pantalones chinos a prueba de fallos, con énfasis en "a prueba de fallos".

Los chinos son una oportunidad a menudo desaprovechada para no formalizar un atuendo, pero también para flexibilizarlo. Volviendo al ejemplo de la cazadora, la camiseta, los vaqueros y las zapatillas, cambiar los vaqueros por unos pantalones a medida no sólo puede resultar elegante, sino también moderno.

Un tejido texturizado y no demasiado brillante, como la franela o el lino, puede ayudarte a llevar el pantalón informal, pero no es un giro de 180 grados. Por eso, la mayoría de los hombres se quedan con los vaqueros o los chinos.

 

Legwear is usually a smart casual sticking point. For the most part, jeans are perfectly acceptable – even in a business context – as long as they’re dark and undistressed. But there’s always a risk. Then there’s failsafe chinos – emphasis on ‘safe’.

Your pins are an oft-missed opportunity to not formalise an outfit, but also flex. Going back to the bomber jacket, T-shirt, jeans and trainers example, swapping the jeans for tailored trousers can not only look smart, but also fashionable.

A textured, not-too-shiny fabric like flannel or linen can help you pull the casual trouser off, but it’s not an entry-level swerve. Which is why most guys stick to jeans or chinos.




9. ZAPATOS

Como ocurre con los vaqueros, hoy en día hay pocos ambientes informales en los que no puedas salirte con las zapatillas deportivas. Pero si tienes alguna duda, ve a lo seguro. Como dice Debrett's: "Los zapatos adecuados pueden salvar incluso el peor desastre de la moda; lo contrario casi nunca es cierto".

¿Qué hace que un zapato elegante sea más informal? El color: el negro es el más elegante, el marrón es más informal y el tostado aún más. Silueta: una punta redonda o almendrada es más informal que una puntiaguda, al igual que una suela gruesa. Y la textura: el ante rugoso y mate es más informal que el cuero liso y brillante.

Por estos motivos, las punteras, los Derbies, los mocasines, los botines Chelsea y los chukkas son más adecuados que los Oxfords de oficina. Pero algunos ejemplos pueden ser muy elegantes y otros muy informales. Así que hay que ir con cuidado.

 

As with jeans, there are few casual settings nowadays where you can’t get away with trainers. But if you’re in any doubt, then play it safe. As Debrett’s puts it: “The right shoes can rescue even the worst fashion disaster – the reverse is hardly ever true.”

What makes a smart shoe more casual? Colour: black is smartest, brown is more casual and tan more casual still. Silhouette: a round or almond toe is more casual than a pointy one, as is a chunky sole. And texture: nubby, matte suede is more casual than smooth, shiny leather.

For those reasons, wingtips, Derbies, loafers, Chelsea boots, and chukkas are better bets than office-y Oxfords. But some examples can be very smart, some very casual. So tread carefully.


10. PONTE LAS ZAPATILLAS DE DEPORTE

Muchas guías de elegancia informal descartan por completo las zapatillas deportivas, pero eso está un poco pasado de moda.

Cuando las zapatillas están permitidas, la recomendación suele ser un estilo clásico como Converse Jack Purcells, Adidas Stan Smiths o Common Projects en blanco, y no se equivocan. Pero un color oscuro más formal es más inteligente en más de un sentido: será menos probable que atraigan la atención, y por tanto las miradas de desaprobación, o que muestren la suciedad.

En cuanto a los tejidos, el cuero brillante y liso es más elegante que la lona mate y áspera, y el ante está en un punto intermedio. Las zapatillas de tela también pueden resultar elegantes si son oscuras, pero quizá sean demasiado modernas para algunas circunstancias, y se alejan demasiado del calzado adecuado.

¿Sandalias de cuero? A veces. ¿Chancletas? Nunca.

 

Many smart casual guides rule trainers out completely, but that’s a little old-fashioned.

Where trainers are permitted, the recommendation is typically a classic style such as Converse Jack Purcells, Adidas Stan Smiths or Common Projects in white, and that’s not wrong. But a more formal dark colour is smarter in more ways than one: they’ll be less likely to draw the eye, and therefore disapproving glances, or show dirt.

In terms of fabrics, shiny, smooth leather is smarter than matte, coarse canvas, and suede is somewhere in the middle. Knitted trainers can also look smart if they’re dark, but they’re maybe a tad too modern for some circumstances – and a step too far from proper shoes.

Leather sandals? Sometimes. Flip flops? Never.


5 PIEZAS CLAVE PARA UN ESTILO INFORMAL ELEGANTE


Estas son las cinco piezas clave que todo hombre necesita en su armario para las ocasiones smart casual.

1. BLAZER DESESTRUCTURADA

¿Cuántas veces podemos recomendar una blazer? Al menos una más. No hay duda de que la forma más rápida de ir elegantemente informal es ponerse una chaqueta a medida, que también es el caballo de batalla del estilo business casual. Lo ideal es que te hagas con una americana que sirva para ambas cosas.

Para que sea elegante e informal, la americana debe estar confeccionada con un tejido más texturizado que el de una chaqueta de traje normal, con un corte ligeramente más corto y una confección menos rígida. Esto también hace que el proceso de ponérsela sea mucho más fácil.

 

How many times can we advocate a blazer? At least one more. There’s no way around the fact that the quickest way to nail smart casual is by throwing on a tailored jacket, which is also a workhorse of business casual. So get you a blazer that can do both, ideally.

For it to fly as smart casual, the blazer should be made from a more textured fabric than an average suit jacket, cut slightly shorter and constructed less rigidly. This also makes the process of throwing it on a whole lot easier.


2. BLAZER BOMBER

Sí, una blazer es el alfa y el omega tanto del business como del smart casual formal. ¿Pero qué pasa con las ocasiones en las que una chaqueta a medida, aunque no esté estructurada, es demasiado elegante? La "blazer bomber" es la solución.

Este estilo proviene de las fuerzas armadas, por lo que tiene una cierta carga de formalidad. Pero para que pase la inspección como informal elegante, la chaqueta de bombardero debe ser más delgada que una MA-1 de uso militar, en un color oscuro (como el azul marino o el negro) y fabricada con un tejido más lujoso y menos brillante que el nylon brillante estándar (preferiblemente lana o algodón). Para las misiones informales y elegantes, este es tu compañero de aventuras.

 

Yes, a blazer is the alpha and omega of both business and formal smart casual. But what about the occasions when a tailored jacket, however unstructured, is too smart? Enter the ‘blazer bomber’.

The style comes from the uniform-wearing armed forces, so packs a certain formality payload. But for it to pass inspection as smart casual, the bomber jacket should be slimmer than a military-issue MA-1, in a dark colour (such as navy or black) and made of a more luxurious and less lustrous fabric than the standard shiny nylon (preferably wool or cotton). For informal smart casual missions, this is your wingman.






3. CAMISA DE ALGODON

Las camisas Oxford abotonadas se adaptan tanto al business casual como al smart. Salvo que sea en la oficina, por supuesto, a menos que trabajes desde casa, en cuyo caso probablemente no te vestirás. Así que, en aras de la variedad, nuestro apoyo al smart casual es la camisa de algodón.

Por lo general, puede hacer más informal un conjunto elegante o más elegante uno informal, pero no demasiado.

 

Oxford button-down shirts are equally at home in business casual as they are smart. Except that they’d be at the office, of course – unless you work from home, in which case you probably won’t get dressed at all. So, in the interests of variety, our smart casual endorsement is the chambray shirt.

Generally, though, it’ll casualise a smart outfit or smarten a casual one – but not too much either way.

4. PANTALONES OSCUROS

Al igual que el polo, los pantalones chinos o " caquis " (técnicamente un color, no un estilo) son uno de los elementos básicos del business casual, y pueden extenderse al código de vestimenta smart casual.

Dado que este último es más informal que el primero, y no queremos repetirnos más de lo estrictamente necesario, nos decantaremos por unos vaqueros oscuros de costuras lisas con un mínimo de detalles en los bolsillos.

Pero no hace falta que te decantes por el índigo: unos vaqueros negros pueden quedar igual de bien, o más.

 

Like the polo shirt, chinos or ‘khakis’ (technically a colour, not a style) are one of the building blocks of business casual, and can be extended into the smart casual dress code.

Given that the latter is more casual than the former, and we don’t want to repeat ourselves any more than is strictly necessary, we’ll plump here for plain, dark selvedge jeans with minimal bells, whistles and western pocket detail.

You don’t have to go indigo, though: black jeans can look just as smart, if not smarter.


5. DERBIES

No hace falta que te recomendemos las zapatillas de deporte, ya que probablemente tengas un par de ellas. Una adición más útil a tu arsenal smart casual es un par de zapatos que no te hagan sentir como si fueras a una noche a un club chungo.

Unos zapatos tipo brogues son una opción elegante e informal (aunque son un poco anticuados). Los botines Chelsea pueden dar una nota más rockera. Pero nosotros defendemos los Derbies.

Están un poco más de moda que los wingtips, como demuestran marcas de moda como A.P.C. y Ami, que han empezado a producirlos, mientras que las suelas gruesas les dan un toque de desfile o incluso de punk.

 

You don’t need us to nominate trainers, and you probably own a viable pair. A more useful addition to your smart casual arsenal is a pair of shoes that don’t make you feel like you’re going on a night out to a bad club.

Brogues are a smart casual standby, if a trifle fogeyish; Chelsea boots can strike a more rock ‘n’ roll note. But we’re making a case for Derbies.

They’re slightly more fashionable than wingtips, as evinced by hip brands like A.P.C. and Ami, which have started producing them, while the chunky soles imbue them with a hint of parade ground or even punk kick-assery.


Entradas relacionadas

Ver todo

Comments


Blog de tendencias, moda y lifestyle masculino escrito por el periodista, blogger e influencer Miguel Biedma

Just Me, Myself and I
  • Facebook
  • X
  • Pinterest
  • Instagram
bottom of page