top of page
Buscar

BROCHAS PARA UN AFEITADO PERFECTO



Un buen afeitado que deje la cara limpia y fresca es una de las mejores maneras de empezar el día. Pero para conseguirlo es importante que los instrumentos sean los más indicados para el rostro que se va a rasurar. El tipo de piel y barba y las preferencias del usuario modifican la elección de cada elemento, y tan importante como escoger, por ejemplo, entre maquinilla y navaja es optar por la brocha perfecta.

La brocha puede ser la herramienta de afeitado de vida más larga si se cuida adecuadamente, secándola por completo en un lugar aireado antes de guardarla y limpiándola cada cierto tiempo -más o menos, cada seis meses- con bórax disuelto en agua para quitarle restos de jabón y aceites de afeitado, o con jabón antigrasa y vinagre rebajado con agua, una opción es más laboriosa.


¿Cuáles son las ventajas de utilizar la brocha de afeitar?

En comparación con las manos, una brocha de afeitar es capaz de penetrar mejor en el vello facial, lo que significa que el jabón de afeitar se absorbe mejor en la piel para protegerla del impacto de la cuchilla.

Las mejores brochas de afeitar son capaces de retener más humedad y crear una espuma mejor y más densa, lo que permite un corte más suave. Lo contrario ocurre con las manos, que tienden a empujar los pelos hacia abajo.