Buscar

SKOPJE, LA CIUDAD DE LAS MIL Y UNA ESTATUAS



Resulta imposible hasta para los locales contabilizar cuantas estatuas hay en la capital macedonia, y es que a cada dos pasos se alza una, a cada cual más desmesurada. Tantas que no sabe uno si estamos en Las Vegas, en Terra Mítica o todo es un decorado de cartón piedra que se va a caer de repente.

Yo os tengo que confesar que ver tantísimas estatuas juntas ha sido la sorpresa de este viaje (y no lo digo en plan negativo). Son una atracción turística por sí solas y esto es, precisamente, lo que perseguía el gobierno cuando puso en marcha el proyecto “Skopje 2014” para comenzar la reconstrucción de la urbe. La idea se remonta a 2008, cuando la economía local no iba bien y se encontró en el turismo una nueva forma de mantener los recursos a flote de este rincón olvidado de Europa.

El precio de la nueva imagen de Skopje se ha ido de las manos y ha superado con creces la cifra anunciada inicialmente por el gobierno. Se preveía una inversión de 80 millones de euros, pero ha alcanzado al menos los 560 millones.

Es discutible si Skopje se ha convertido en un lugar más atractivo, o si la inversión ha valido la pena, pero, sin duda, el proyecto ha dado mucho de qué hablar.

Eso si, kitsch es y mucho.

 

Nicknamed "The Capital of kitsch ” the small city of Skopje is located in the Former Yugoslav Republic of Macedonia, or just Macedonia for short. It’s a city slowly on the rise, riding the increased wave of tourism flowing into Eastern Europe. Beyond the city’s fabulous Mediterranean and Baltic cuisines and its collection of historical museums, one of the prime attractions for visitors is the city’s collection of beautifully constructed statues that dot the city’s core. Well, dot is a bit of an understatement. There are well over 100 quirky sculptures in the rather small city, largely built as part of a massive government project in recent years to spiff up the city and give it a unique character. Far from being an innocuous beautification of the city, though, these monuments have a lot of controversy surrounding them, which makes visiting them all the more fascinating.








Seguramente viendo las fotos estaréis flipando como yo el primer día en que pisé la capital macedonia. Como todo, que Skopje sea hoy así tiene una historia y esta se remonta a 1963 cuando un terremoto destruyó el 80% de la ciudad, incluidos la mayoría de sus edificios neoclásicos. El gobierno de entonces (cuando el país pertenecía a la comunista Yugoslavia) la reconstruyó siguiendo cánones soviéticos, arquitectura algo sobria que el gobierno quería cambiar cuanto antes. El objetivo era darle un lavado de cara para hacer Skopje más atractiva y, ya de paso, crear una atmósfera cosmopolita y restaurar el orgullo nacional que está muy dañado debido a las disputas con la vecina Grecia.

Las estatuas, en teoría, representan las figuras más históricas de la región, aunque se encuentran también muchos otros bustos de personas anónimas, animales o de empresarios que curiosamente no llevan placas que los identifican.

 

A massive earthquake in 1963 destroyed most of the monumental beauty of the city, leading to its reconstruction as a modernist city. In an effort to boost its curb appeal, Skopje’s previous government decided to drop a cool 260 million euros to build a bunch of statues — despite the average Macedonian household only earning 5,730 euros per annum — in a project titled Skopje 2014. There was some facade redevelopment included in the sum, but a definite focus of the project was adding these sculptures, which the government thought would instill national pride in the local Macedonian people.

Macedonians largely considered it a waste of money, and locals took to paint bombing many of the costly monuments in disgust. Worse yet, some Macedonians believed that the sculptures were being used to rewrite the history of Macedonia. Long-running tension has existed between Macedonia and the neighboring region of Greek Macedonia over the usage of the Macedonian name. The over-the-top facades and statues are seen, by some, as an attempt to misappropriate the history of the Greek civilization of Macedonia.







Debido a las fricciones con Grecia, la escultura ecuestre de Alejandro Magno tiene un futuro incierto porque Atenas reclama históricamente al gran guerrero desde hace 24 siglos. Esta estatua de bronce, levantada en la plaza central de Skopje, mide 22 metros y pesa más de 40 toneladas.

Para calmar a los griegos, la figura ha recibido el nombre de 'El gran guerrero', a pesar de que es obvio de que se trata de Alejandro Magno cabalgando sobre su caballo.

Y si la colocación de esta estatua no había generado suficientemente alboroto diplomático, poco después llegó la de su padre, Felipe de Macedonia, y posteriormente otra de 30 metros de altura de la Madre Teresa de Calcuta.

La religiosa nació en 1910 en Üsküb, la actual Skopje, pero los orígenes de la mujer son reclamados también por otros dos países vecinos porque se dice que la familia de la monja era de la actual Albania y que sus padres nacieron en Kosovo. Se ha construido también una casa dedicada a la mujer, una santa que curiosamente fue conocida por su modestia.

Además dos esculturas en particular no han gustado demasiado : una de un mendigo y otra de un limpiabotas sentado en su banco con el betún y el cepillo en las manos.

Su colocación, supuestamente, buscaba representar las dificultades de la clase trabajadora, pero para muchos el dinero invertido podría haberse utilizado para mejorar su situación. No hay que olvidar que Macedonia es uno de los países más desfavorecidos de Europa y cuenta con una tasa de desempleo que roza el 30%.

 

Undoubtedly the square of Macedonia (Ploštad Makedonija) is not only the most central point of the city, but also of the whole country. It is apparently the largest of Northern Macedonia with a total area of 18,500 sq. M. and plays a very important role for the locals after the country's independence was declared there.

At its center there is an impressive statue called "The Warrior on Horse" (Voin na konj) and apparently refers to Alexander the Great on Bucephalus. This statue was erected by the Municipality of Centar and was unveiled on September 8, 2011, the day of the 20th anniversary of independence from Yugoslavia. Around you will find many more monuments and statues, most notably those of Goce Delcev, Dame Gruev, Justinian and Cyril and Methodius.

Finally, it is worth visiting the square just next, the Philip II Makedonski square to see the enormous statue of Alexander's father, the church of St. Demetrius (Pravoslavna crkva Sveti Dimitrija) and the soldier's monument (Spomenik na voinot).