top of page
Buscar

UN BUEN TUPÉ ES, QUIZÁS, EL PEINADO MÁS MASCULINO



El tupé es uno de los peinados emblema del hombre, un look sin fecha de caducidad. Conseguir el estilo de “rebelde sin causa” es mucho más fácil de lo que crees y con poco esfuerzo conseguirás un resultado final estupendo.

¿Y por qué nos gusta tanto? Según Manu Naranjo, de Svensson, la clave de su éxito reside en que se trata de un peinado de lo más versátil que aporta un aire masculino, roquero y rebelde de lo más atractivo.

En este look se pretende seguir el siguiente lema: cortar lo corto y dejar lo largo más largo (incluyendo las patillas). Es decir, lo que se busca es mantener los laterales cortos y la parte superior, larga.

Si aún no te has atrevido con este corte y quieres dar el paso debes tener en cuenta los siguientes aspectos básicos para conseguir el tupé ideal.

Luego acude a tu peluquero y a por todas.

 


El largo perfecto

Es el primer paso para que el resultado sea satisfactorio. Lo que se busca es que el corte sea progresivo, es decir, que empiece sea cortísimo en la nuca y, a medida que vamos avanzando a la frente, el cabello va creciendo en longitud, llegando a una largura mayor de 5 cm y menor de 10 cm. Es recomendable trabajar el corte con navaja para conseguir la textura necesaria, cortando por los dos lados de la cabeza. ¿Tienes el cabello rizado? No te preocupes, el tupé también es para ti. El rizo hará que tu tupé quede más suelto y obtendrás un mayor volumen.