Buscar

UN BUEN TUPÉ ES, QUIZÁS, EL PEINADO MÁS MASCULINO



El tupé es uno de los peinados emblema del hombre, un look sin fecha de caducidad. Conseguir el estilo de “rebelde sin causa” es mucho más fácil de lo que crees y con poco esfuerzo conseguirás un resultado final estupendo.

¿Y por qué nos gusta tanto? Según Manu Naranjo, de Svensson, la clave de su éxito reside en que se trata de un peinado de lo más versátil que aporta un aire masculino, roquero y rebelde de lo más atractivo.

En este look se pretende seguir el siguiente lema: cortar lo corto y dejar lo largo más largo (incluyendo las patillas). Es decir, lo que se busca es mantener los laterales cortos y la parte superior, larga.

Si aún no te has atrevido con este corte y quieres dar el paso debes tener en cuenta los siguientes aspectos básicos para conseguir el tupé ideal.

Luego acude a tu peluquero y a por todas.



El largo perfecto

Es el primer paso para que el resultado sea satisfactorio. Lo que se busca es que el corte sea progresivo, es decir, que empiece sea cortísimo en la nuca y, a medida que vamos avanzando a la frente, el cabello va creciendo en longitud, llegando a una largura mayor de 5 cm y menor de 10 cm. Es recomendable trabajar el corte con navaja para conseguir la textura necesaria, cortando por los dos lados de la cabeza. ¿Tienes el cabello rizado? No te preocupes, el tupé también es para ti. El rizo hará que tu tupé quede más suelto y obtendrás un mayor volumen.






El peinado

El truco para que el tupé aguante horas y horas reside en el peinado. Coge el peine y divide el flequillo de la parte frontal en dos partes, péinalas hacia el centro y después para atrás. A continuación, lleva la parte central hacia arriba y los lados hacia atrás.

Como verás después, el volumen es esencial en este look. Por ello, durante la fase de preparación, intenta aportar el máximo de volumen a tu cabello. Sécalo suavemente con una toalla echándolo hacia atrás. Si ya tienes el cabello lo suficientemente largo y quieres un tupé XL entonces te proponemos que seques tu cabello con la cabeza boca abajo ayudándote con las yemas de tus dedos.


Dar volumen

Para conseguir un buen acabado es importante aportar consistencia a nuestro peinado. Para ello, te recomendamos utilizar una espuma fijadora fuerte. Aplícala sobre el cabello húmedo incidiendo principalmente en la zona cercana a la frente y moldeando con los dedos. Intenta repartir el producto de la mitad a las puntas y, una vez que hayas finalizado, intenta crear huecos por todo tu peinado para que el tupé gane volumen.






El secador

Moldea el tupé con el secador y dale tu toque personal. En este punto, te sugerimos que si tu rostro tiene forma redondeada, mejor que el tupé apunte hacia arriba. Si tu tez tiene una forma más bien alargada, mejor dale una inclinación ligeramente lateral.

Si lo deseas puedes ayudarte de un cepillo de puntas redondas para ir peinando el tupé mientras vas aplicando aire caliente.



La fijación

¡Llega la hora de dar el toque final! Fija el tupé, sobre todo si tienes el cabello lacio, con una cera en polvo en acabado mate que elevará tu peinado a otro nivel. Aporta volumen a la vez que da la sensación visual de mayor densidad y cantidad del cabello. .

Y si deseas dar a tu look el efecto wet que tan de moda está, tu mejor aliado será Fusion Gel, un gel de peinado para crear estilos con efecto mojado. Se trabaja igual que una cera normal, pero al secarse adquiere el efecto de un gel. En cabellos muy finos y de poca cantidad, mejor aplicarlo en seco.

Sigue estos consejos de Manu Naranjo de Svensson y conseguirás el tupé perfecto.

Blog de tendencias, moda y lifestyle para hombres escrito por el periodista, blogger e influencer Miguel Biedma

Just Me, Myself and I