Buscar

UN DÍA CON LOS AMISH EN PENSILVANIA


Miguel Biedma sentado en la típica carretilla Amish

Qué bien escaparse por unas horas del bullicio Nueva York y adentrarse en un mundo completamente diferente, el de los Amish de la comunidad de Lancaster, en Pensilvania.

Y es que parece mentira que a poco más de 3 horas de la Gran Manzana se encuentre una comunidad que por sus costumbres bien la podríamos situar en el siglo XVII.

Los Amish no quieren saber nada de nuestras prisas, nuestras obsesiones, nuestro consumismo. Simplemente entienden la vida de otra manera, se suben o, mejor dicho, deciden no subirse a los rigores de una vida moderna que no les atrae en absoluto. La célebre frase de "no es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita" es algo que comprenden perfectamente y tratan de seguir a rajatabla.

 

How good to scape for a day from New York City hustle and to get into a complete different world, the Amish community. The county of Lancaster in Pennsylvania is known primarily as the home of the largest Amish population in the United States and the intrigue surrounding their way of life has brought in thousands of curious travelers from around the world. Its proximity to a number of major cities on the eastern seaboard, the picturesque farmland sceneries, and fabulous food also makes it a perfect spot to escape the city chaos for the weekend.

Their plain clothing, their resistance to modern conveniences, and their strong sense of religion, family and community are just a few of the examples that define their identity. It’s important for travelers to understand that despite the Amish’s hospitality, they remain a very private community. So, let’s go.




Por si no lo sabíais los amish son agrupaciones religiosas cristianas de doctrina anabaptista que se mantienen ancladas en el pasado a pesar del paso de los años. Eligen un estilo de vida sencillo y se aíslan del mundo exterior rechazando el uso de la tecnología moderna.

Las comunidades amish cuentan con alrededor de 230.000 personas ubicadas en 22 asentamientos situados en Estados Unidos y en Ontario, Canadá. La de Lancaster es la segunda más grande que existe, sólo por detrás de la de Holmes, en Ohio.

Los componentes de las comunidades amish parecen haber salido de una película ambientada en el siglo XVII, los hombres llevan trajes oscuros y sombreros negros o de paja, mientras que las mujeres de la comunidad llevan vestidos sencillos, una cofia blanca y un delantal.

Con una ferviente creencia en el Nuevo Testamento de un modo muy literal, las familias amish defienden el pacifismo y un modo de vida sencillo, del que no forman parte los automóviles, los televisores o los teléfonos.

Los amish trabajan como agricultores, granjeros y carpinteros, y suelen desplazarse hasta las localidades cercanas en sus coches de caballos para vender sus productos artesanos.

Así que eso fue lo que hice, alquilé un coche de caballos con ellos y me hicieron un maravilloso tour por sus tierras.

 

The Amish are a Christian Church group with Anabaptist origins who prefer to live a simple life away from modern technology.

Currently, the Amish have a population of about 230,000 people in 22 different settlements in the United States and Ontario, Canada. The second largest group, after the Amish community in the county of Holmes, Ohio, is found in Lancaster County, Pennsylvania.

The Amish men wear dark suits, black or straw hats whereas the women wear long plain dresses, an apron and a white bonnet. These self-made clothes are very similar to the seventeenth century fashion clothing.

With a fervent belief in the New Testament in a very literal way, the Amish families defend pacifism and a simple way of life, without cars, televisions, phones, or appliances.

The Amish are farmers and carpenters and usually sell their handmade goods at the closest city markets that they get to by a horse-driven buggy. So it was what I did, I rented one of those here driven buggy to see their lands.






The Trendy Man en el porche de una casa Amish



Que nadie espere encontrar pueblos como los típicos del oeste que se ven en las películas de vaqueros o zonas deshabitadas o de paisajes áridos. Nada de eso. En realidad, se trata de una rica zona agrícola con abundancia de granjas en las que destacan sus enormes silos, y en las que los Amish se dedican, sobre todo, a cultivar tabaco y maíz. De hecho los Amish, al no tener ningún gasto extra como el resto de los mortales, tienen un nivel de ahorro altísimo por lo que su ren