top of page
Buscar

UN DÍA CON LOS AMISH EN PENSILVANIA


Miguel Biedma sentado en la típica carretilla Amish

Qué bien escaparse por unas horas del bullicio Nueva York y adentrarse en un mundo completamente diferente, el de los Amish de la comunidad de Lancaster, en Pensilvania.

Y es que parece mentira que a poco más de 3 horas de la Gran Manzana se encuentre una comunidad que por sus costumbres bien la podríamos situar en el siglo XVII.

Los Amish no quieren saber nada de nuestras prisas, nuestras obsesiones, nuestro consumismo. Simplemente entienden la vida de otra manera, se suben o, mejor dicho, deciden no subirse a los rigores de una vida moderna que no les atrae en absoluto. La célebre frase de "no es más feliz quien más tiene sino quien me