top of page
Buscar

UNA TARDE CON MARYLIN MONROE


Tres horas estuvo saltando la pobre Marylin Monroe hasta que fotógrafo Philippe Halsman consiguiera lo que él quería: una portada para la revista LIFE. La foto era el reclamo de la exposición que vi en Barcelona sobre la obra de este gran artista de los 50 que inmortalizó con su cámara lo más florido del Hollywood de la época. Suyas son icónicas instantáneas como los retratos promocionales de Alfred Hitchcock para el estreno de «Los pájaros» o sus series dedicadas a Marilyn Monroe.

No es casualidad que Halsman haya pasado a la historia como el fotógrafo que firmó más portadas –101, ahí es nada– para la revista «Life».

Yo intenté saltar también y, creedme, no me salió ninguna bien; así que entiendo perfectamente porque Marylin estuvo 3 horas a punto de emprender vuelo.