Buscar

EL MONTE ATHOS, UN LUGAR PROHIBIDO PARA LAS MUJERES



Después de más de tres años sin pisar suelo griego, por fin vuelvo a estas tierras con más ganas que nunca de empaparme de cultura y civilización helénica.

Esta vez no he pisado la playa, ni he recorrido ninguna isla como en años anteriores (algo que volveré a hacer en cuanto pueda) sino que me he ido a tierras macedonias para seguir la senda del gran Alejandro Magno y ver algo que siempre me ha atraído por su carácter enigmático e impenetrable: los monasterios del Monte Athos.

Primero, las malas noticias: si eres mujer no puedes ir. Y, en segundo lugar, si eres hombre y no tienes la documentación adecuada, tampoco te dejarán entrar en la montaña sagrada. Pero, si eres varón y has conseguido los papeles necesarios, te espera la experiencia de tu vida.

El Monte Athos es simplemente uno de los lugares más bellos de la tierra; es más parecido a una fantasía que a lo que conocemos como realidad. En un entorno anclado en la Edad Media, enormes monasterios como castillos o fortalezas salpican la costa y aparecen en las laderas de la montaña en cada recodo del camino. Hay cuevas que siguen albergando ermitaños como lo han hecho durante miles de años y también casas sencillas o kelions donde viven varios monjes al lado una pequeña iglesia.

Los que han tenido la suerte de entrar han visto templos con más oro que el que tienen algunos países guardados en sus bancos centrales e iconos que, dicen, hacen milagros.

Yo me conformé con hacer un precioso crucero en barco de mas de 3 horas de duración por la zona para darme cuenta de lo afortunados que somos los que vivimos con mentalidad del siglo XXI y no anclados en la Edad Media.

 

First of all the bad news: If you are a woman you can't go to the monasteries of Mount Athos. Second, if you are a man, and you don't have the proper papers they won't let you on the holy mountain either. Provided you are a man and have secured the necessary papers you are in for the experience of a lifetime. Mount Athos is simply one of the most beautiful places on earth, more like a fantasy than what we know of as reality. Enormous monasteries, like castles or fortresses dot the coast and appear on the mountain slopes with every bend in the road. There are caves that still house hermits as they have for thousands of years and many simple houses or kelions that have several monks in each and a small church. There are churches with more gold than some countries have in their vaults and icons that perform miracles. There are virgin forests and animals that are found nowhere but the Holy Mountain.







Aquí hay monjes de todos los países del mundo cristiano ortodoxo aunque también son bienvenidos de países no ortodoxos. La orilla del mar es quizá la más bella del Egeo; inmaculada e impoluta y rara vez utilizada para nadar, ya que los monjes no suelen ir a la playa. Desde el barco se divisan increíbles jardines cuidados con todo detalle, con amor a la naturaleza y a Dios. Hay bosques vírgenes y animales que no se encuentran en ningún otro lugar que no sea en esta Montaña Sagrada.

Para los más espirituales, deciros que Athos tiene la apariencia del cielo en la tierra y es un lugar fantástico para visitar si se es del tipo adecuado: por supuesto hombre, de naturaleza espiritual, respetuoso con la tradición y, también, aventurero.

 

There are monks from every country in the Orthodox world and even some from non-orthodox countries. The seashore is perhaps the most beautiful in the Aegean, pristine and rarely used for swimming since monks don't generally go to the beach. There are incredible gardens cared for with a love of nature and of God. For spiritual seekers Athos has the appearance of heaven on earth. Of course being a monk is not all honey and roses. It's a hard life. But it's a fantastic place to visit if you are the right type: male, spiritual in nature, respectful of tradition and adventurous.









Si quieres ir, desde la ciudad de Ouranoupoli, al borde de la frontera entre la Montaña Sagrada y el resto del mundo, hay una embarcación que lleva al puerto de Dafne, punto de entrada oficial de los peregrinos al Monte Athos. Luego un autobús te llevará desde el puerto a la ciudad de Karyes, en el centro de la península. Los monjes son amables en su mayoría y les encanta hablar, sobre todo de la vida fuera de la montaña sagrada. Preparaos para que os ofrezcan un buen vaso de tsipuro y te cuenten su vida, ya que muchos de los monjes son bastante educados y hablan inglés.


Y si eres mujer (abandonada en Ouranoupol), consuélate con el hecho de que hay peores lugares para estar atrapada. La ciudad tiene algunos restaurantes agradables y una playa donde uno tiene la sensación de ser un puesto de avanzada decadente al borde de la civilización. También puedes hacer un crucero por la montaña sagrada y saludar a los monjes y quizá a tu marido o novio. Y si por casualidad él decide no volver nunca, no te preocupes. Puedes seguir escribiéndole y estar segura de que te lo entregarán. La Montaña Sagrada tiene su propio servicio de correo, formado por monjes barbudos que recorren los caminos entre monasterios, sketes y kelions, y que reparten la correspondencia igual que lo hacen en tu propia ciudad. Probablemente sea mejor.

 

From the town of Ouranoupoli at the edge of the frontier between the Holy Mountain and the rest of the world there is a small boat that takes you to the port of Daphne, the official entry point for pilgrims to Mount Athos. There is one bus that goes from the port of Daphne to the town of Karyes in the center of the peninsula. There are a couple shops, one owned by my Dimitri, a friend of my family. The monks are friendly for the most part and love talking, especially hearing about life outside of the holy mountain. Be prepared to be offered a nice glass of tsipuro and then to tell your life story, as many of the monks are quite educated and speak English. The Skete of Profitti Elias was at one time known as 'the American monastery' because of the number of westerners living there.


If you are a woman, left behind in Ouranoupoli, take comfort in the fact that there are worse places to be stuck. The town has some nice restaurants and a pretty good beach and has the feel of a decadent outpost on the edge of civilization. You can also take a cruise around the Holy mountain and wave to the monks and maybe your husband or boyfriend. And if by chance he decides never to come back, don't worry. You can still write to him and be sure it will be delivered. The Holy Mountain has its own mail service of bearded monks walking the paths between monasteries, sketes and kelions, delivering the mail just like they do in your own home town. Probably better.


El pantalón y el gorro que llevo puestos son de COS, el polo de SPRINGFIELD y las zapatillas de BIRKENSTOCK

 

My pants and hat are from COS, my polo shirt from SPRINGFIELD and my slippers from BIRKENSTOCK.

Entradas relacionadas

Ver todo