top of page
Buscar

POR QUÉ SI VAS A EL ROCÍO SEGURO QUE VOLVERÁS



Creo que podría darte muchas respuestas a esa pregunta pero se puede resumir en dos: porque en esa extraña aldea onubense de poco más de 1500 habitantes parece que se ha parado el tiempo y al marcharte de allí tienes la sensación de que aún te queda mucho por ver.

Son muchas las particularidades que llaman la atención al viajero cuando pisa por primera vez El Rocio: sus calles, por ejemplo, son de arena, no hay coches y es habitual ver caballos amarrados a las puertas de las casas. Hay carretas para moverse de un lado a otro y tampoco hay tiendas al uso (sólo algunas tiendas de souvenirs) ni sucursales bancarias ni prácticamente nada que nos indique el siglo en el que vivimos.


Aquí en El Rocio todo gira en torno a su virgen, la Blanca Paloma, y a su Romería anual que congrega a cientos de miles de personas en esta pequeña aldea justo a los pies del Parque Nacional de Doñana.

Para esas personas venir cada año a estas arenas es como repetir una y mil veces el Camino de Santiago, una autentica peregrinación que acaba con la procesión a hombros por toda la aldea de la imagen de la virgen.

Ya sea por fé o simplemente por ver algo completamente diferente, una visita a El Rocío merece siempre la pena y, creedme, no os va dejar indiferente.

Además todo este entorno está rodeado por el Parque Nacional de Doñana y de unas playas impresionantes de arena blanca. ¿Qué más se puede pedir?

 

Well, because in this odd Huelva village with just over 1500 inhabitants time seems to stand still and when leaving there you get the feeling that there is still a lot to see.

There are many curiosities that catch the traveler's eye when visiting El Rocio for the first time: sandy streets, for example, there are no cars and it is quite common to see horses tied to the doors of the houses. Carts are used to move from one side to the other and there are no stores (only some souvenir stores) or bank branches or practically nothing to indicate the century in which we live.