Buscar

BROOKLYN ESTÁ DE MODA


The Trendy Man enfrente del puente de Brooklyn

Vale. Manhattan es la niña bonita de Nueva York, la que eligen los peces gordos para establecerse, los famosos ricos y los ricos no tan famosos, la que también elegiríamos nosotros si lo fuéramos, pero Brooklyn sabe como quitarle algo de protagonismo. Este barrio, uno de los 5 de Nueva York, es una alternativa interesante para ampliar tu visita a la ciudad ya que en los últimos años toda la modernidad neoyorquina se está trasladando a esta zona de la ciudad huyendo de los altísimos precios de los alquileres en Manhattan, del constante ruido y las manadas de turistas que lo invaden todo.

Así que sigue mi consejo y cruza el mítico puente de Brooklyn ( a pie si es posible) y dedícale al menos un día entero a esta zona de la ciudad llena de color y personalidad.

 

Forget Manhattan – or, rather, don’t forget it, but don’t let yourself be constricted by it. Brooklyn’s been the place to visit for so long now, that some might call it passé. Not us, though. Here’s what to do.

There’s no better introduction to the borough than a walk over the Brooklyn Bridge. Get started early in the morning and you’ll share it with joggers and commuting cyclists, as you breathe in the views of Manhattan, Brooklyn and the grand bridge itself. When you’re done, explore the length of the Brooklyn Bridge Park – it’s surprisingly green, with winding paths weaving through woodland as the Lower Manhattan skyline peeks up from behind.



Este precioso puente histórico, construido a finales del siglo XIX, es uno de los símbolos de la ciudad. Es un lugar que tienes que ver en Brooklyn sin duda, sin embargo durante buena parte del día puede resultar un lugar bastante agobiante por la cantidad de gente que lo traviesa en el mismo momento. Además de muchos turistas, los lugareños usan este puente para correr y muchos locales cruzan el puente en bicicleta, algunos sintiéndose en un sprint del Tour de France.

Para disfrutar de la magia de este puente te recomiendo cruzarlo a primera hora (más temprano mejor) cuando aparte de tener el puente solo para ti y algunos deportistas madrugadores, las luces son geniales para sacar fotos del mismo puente y del skyline de Manhattan desde aquí.

 

Don’t be put off by the lines at Juliana’s – they move fairly quickly, and the crowds are there for a reason. The pizzas (or “pies”, as they call them here) are New York perfection, with a chewy, charred crust, zingy sauce and globs of mozzarella. You can’t buy by the slice, but the small ones are more than enough for two. Grimaldi’s Pizza is right next door, so make a judgement call based on which line is longer.

In the city where a single cocktail can set you back $25, the grungy dive bar Hank’s Saloon is a breath of fresh air. Grab a beer for $4 and soak up the honky tonk vibe – there’s often music on the small stage, and a ‘Honkytonk Brunch’ at the weekend. You’ll have to be quick, though – it’s scheduled to close for good at the end of 2018. Further down Atlantic Avenue is Montero’s Bar, or hit up Turkey’s Nest if you’re in Williamsburg.


Miguel Biedma en el barrio de DUMBO en Broockyn



Lo que estáis viendo es ell barrio de DUMBO (Down Under the Manhattan Bridge Overpass), un acrónimo como el nombre de muchos otros barrios de Nueva York, es uno de los más populares entre los jóvenes neoyorquinos. En la época era una zona de fábricas y almacenes, pero a principios del siglo XXI empezó a convertirse en uno de los barrios más importantes de Brooklyn en el nivel de oferta cultural, negocios y también de ocio. El parque Brooklyn Bridge Park, inaugurado hace unos años, promovió todavía más esta tendencia.

Hoy es un barrio con una amplia oferta cultural con teatros, exposiciones, ferias de gastronomía y mercados vintage entre otras cosas. ¿Quién no habrá escuchado de Grimaldi’s? una de las pizzas míticas de Nueva York donde cada día se forman largas colas para disfrutar de sus deliciosas pizzas y su ambiente. Está aquí, en DUMBO.

 

If you’re moving around between neighbourhoods, the subway can be unreliable and time-consuming; but the ferry is a mini sightseeing trip in itself. The various Brooklyn routes on the NYC Ferry service allow you to get between the districts, with a bonus river cruise along the way. It makes the journey between Williamsburg and DUMBO a dream, and costs the same as a subway ride.

Prospect Park is Brooklyn’s answer to Central Park, and is well worth a visit. Within it is the Brooklyn Botanic Garden, home to an abundant array of plantlife where you can easily lose hours among the flowers, ponds and trees. The Japanese Hill and Pond Garden is a gorgeous space with little bridges and waterfalls, while the Rose Garden is Instagram heaven



Miguel paseando por Brooklyn


Otro lugar que visitar en Brooklyn y que seguramente has visto en muchísimas películas es Coney Island. ¿En cuántas películas habrá aparecido su viejísima noria en el antiguo parque de atracciones? Aunque esta zona haya sido restaurada, pasear por aquí te da la sensación de volver a algunas décadas al pasado cuando este era el lugar de relax por excelencia para los habitantes de Manhattan. El paseo marítimo y el ambiente en las playas todavía transmiten esta sensación de paz, aunque las playas se llenan bastante durante los meses de verano.

 

Coney Island is just a train ride away from Manhattan, but it feels worlds apart. Busiest during the summer months, Coney Island feels equal parts beach escape and kitschy carnival. Spend a day on the sand soaking in the rays on the beach, which is free to the public, or enjoy a stroll the iconic boardwalk. Home to an aquarium, an amphitheater, a minor league baseball team, and tons of great eats, this scenic stretch of Brooklyn should be on every Brooklyn travel itinerary.