top of page
Buscar

UN DÍA DE PICNIC EN EL TEMPLO DE DEBOD



No os podeis imaginar (o seguramente sí) las ganas que tenía que salir al aire libre tras estos meses de durísimo confinamiento. ¿Y qué fue lo primero que hice? Pues irme de picnic a disfrutar un poco de la primavera.

Por suerte aquí en Madrid no hay que irse muy lejos para disfrutar de lo verde en todo su esplendor, ponerse a la sombra de los pinos y confiarse a la madre naturaleza que siempre nos cuida tan bien. La experiencia es como meterse en el cuadro de Goya 'La pradera de San Isidro’ pero, esta vez, en el maravilloso parque del Templo de Debod.

Allí me fui con mi mantel rojo y mi comida a disfrutar de una jornada tranquila de picnic sin mucha gente alrededor.