top of page
Buscar

HELLO ROTTERDAM, ENCANTADO DE CONOVERTE



Quién diga que Holanda es sólo Amsterdam es que no conoce Rotterdam. Es el típico ejemplo de ciudad industrial de los años 60 y 70 reinventada a sí misma y transformada hoy en día en una metrópoli moderna. Sus enormes edificios de vanguardia y su gran vida cultura y social delatan a la ciudad en la que se ha convertido.

Muchos vienen a esta ciudad pensando en que se van a encontrar una segunda Amsterdam y salen decepcionados. Yo creo que toda ciudad tiene su belleza y Rotterdam es el punto de referencia para la Holanda moderna. La ciudad fue totalmente destruida en la II Guerra Mundial y su reconstrucción no pudo ser más impresionante; los gobernantes apostaron en su día ( y también ahora) en volver a hacer de su puerto el más grande de Europa y a la ciudad la dotaron de edificios con siluetas arriesgadas, desafiantes al duro clima y, sobre todo, de referencia mundial.