top of page
Buscar

LOS TRATAMIENTOS DE MEDICINA ESTÉTICA QUE MÁS QUEREMOS LOS HOMBRES



Mucho ha llovido desde que David Beckham dejara en shok a medio mundo tras confesar que se cuidaba la piel y le encantaba teñirse el pelo. Tras allanar el camino a los hombres coquetos (gracias David por tu granito de arena), el futbolista no sólo llegó a lanzar su propia firma de cosmética masculina sino que plantó las bases de los actuales cánones de belleza masculinos.

Y es que los hombres busquen revertir los estragos del paso del tiempo o combatir la genética a través de la medicina y la cirugía estéticas comienza a ser, poco a poco, una práctica habitual.

Los datos avalan la teoría. Según la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME), la demanda de estas intervenciones entre los hombres ha aumentado un 8% desde el 2012, y revelan que un 18,4% de los españoles se ha sometido en 2018 a algún tipo de retoque para mejorar su aspecto (capilares en un 23% de los casos, corporales en un 11,7% y faciales en un 10,7%).

¿Quereis saber en qué consisten y algunas direcciones de total confianza? Pues aquí van.



Injertos capilares

¿A que a ti tampoco te ha pillado por sorpresa? Por un lado porque, tal como hemos adelantado en los datos de la SEME, los tratamientos capilares son los más populares en el sector masculino de la población. Por otro lado, porque el hombre ha comenzado a concebir su cabello como un indispensable a la hora de verse guapo y joven. Sansón ha resucitado.

Si bien antes se asumía la calvicie como una parte insalvable del proceso que supone envejecer, cada vez más hombres intentar esquivar la bala (e incluso prevenirla) con injertos capilares de última generación que, además de indoloros, prometen resultados naturales y atemporales que nada le tienen que envidiar a la melena sunkissed de Brad Pitt o a las ondas de Timothée Chalamet (y sin tener que irse a Turquía de vacaciones).

Si eres de los que han cogido carrerilla en el terreno capilar y buscas adelantarte a tu propio proceso biológico, es posible que te interesen los tratamientos capilares con Plasma Rico en Plaquetas, en los cuales se emplea la propia sangre del paciente para potenciar, acelerar y estimular la regeneración de los tejidos, y por tanto evitar la caída de pelo. Ya sabes: hombre prevenido vale por dos.